Por qué es peligroso descargar apps por fuera de Google Play

Si tienes un teléfono Android, cuentas con un amplísimo abanico de apps en tu Google Play. La mejor forma de que tu smartphone se mantenga con buena salud es instalar únicamente apps que estén autorizadas de forma oficial en la tienda de Google, pero hay ocasiones en las que resulta inevitable instalar una app externa. Vamos a repasar los riesgos que implican este tipo de instalaciones y a darte algunos consejos para realizarlas de la forma más segura posible.

¿Son seguras las aplicaciones externas a Google Play? No, no lo son. Se trata de aplicaciones que no están supervisadas directamente por Google y que pueden estar modificadas con contenido malicioso. Instalarlas de forma externa a Google Play impide a Google detectar y retirar cualquier posible malware inserto en ellas, de forma que al hacerlo estás dejando expuesto tu smartphone y todos los datos que tienes en él.

Ten presente que una app no autorizada puede tener acceso no solo a la información que ya tienes en el smartphone –contactos, cuentas, contraseñas, tarjeta de crédito–, sino que además puede autoconcederse permisos para enviar mensajes, llamar por teléfono o incluso acceder a tu Google Play. ¿Merece realmente la pena poner todo eso en riesgo solamente para ahorrarse 2.99 € en un juego o una app de edición de fotos?

Por qué es peligroso descargar apps por fuera de Google Play

¿Qué pasos se pueden dar para instalar una app externa de forma segura?

Si realmente necesitas instalar un app de forma externa porque en verdad te hace falta y te es imposible conseguirla de ningún otro modo, hay una serie de medidas que puedes tomar para tratar de mantener tu teléfono lo más seguro posible. Recuerda que la primera medida es tratar de evitar esta instalación. ¿Realmente te resulta necesaria esta app? ¿No hay ninguna app alternativa en Google Play que pueda servirte en su lugar? Si únicamente cuentas con esta opción y prefieres instalar el apk, vamos a tratar de que tu equipo permanezca a salvo a pesar del riesgo.

Trata de que la fuente sea lo más fiable posible

La fuente más fiable será siempre Google Play, pero si necesitas acudir a una fuente externa trata de asegurarte de que es lo más fiable posible. Hay webs que son claramente dañinas, mientras que hay otras que suelen ofrecer contenidos más seguros. Tómate un tiempo para buscar comparativas entre todas ellas y revisa con cuidado las opiniones de otros usuarios. Cuando lo hayas hecho, elige la opción que parezca más segura en términos generales y descarga el apk desde allí.

Desconfía de los permisos excesivos

Cuando estés instalando el apk, presta mucha atención a los permisos que te pedirá. Es normal que una app de fotografía te solicite acceso al almacenamiento y a la cámara, pero ¿realmente necesita acceder al micrófono, conectarse a internet y enviar y recibir llamadas y mensajes? No te fíes de las aplicaciones que te piden permiso para apoderarse al completo de tu teléfono, está claro que han sido modificadas y que contienen malware peligroso. Si te encuentras con esto, cancela la instalación de inmediato, elimina el apk y descárgalo de nuevo desde otro sitio web.

Utiliza una VPN

Descargar una VPN y conectar tu teléfono a través de ella es una de las mejores formas de mantenerlo seguro y a salvo. Una VPN hará que todo el tráfico de internet de tu smartphone pase por un servidor seguro y encriptado que garantizará la completa privacidad de tus datos, incluso si tu conexión resulta intervenida. Considerando los riesgos que presenta el posible malware inserto en un apk de descarga externa, la seguridad extra que proporciona una VPN es una de las mejores herramientas con las que puedes contar para mantener seguros tu teléfono y su conexión.

Instala un antivirus robusto

Dispones de todo un abanico de antivirus para smartphones que pueden ayudarte a proteger tu teléfono con mucha solidez frente a las posibles amenazas de un apk pirata. La mejor opción es siempre elegir un antivirus profesional con un plan completo, especialmente si te ofrece protección simultánea para tu PC. Si prefieres no gastar tanto, también puedes descargar e instalar un antivirus gratuito de eficacia contrastada como Kaspersky Internet Security o McAfee Mobile Security.

Mantén el smartphone actualizado

Por último, nunca está de más que mantengas el smartphone actualizado en todo momento. Google actualiza su sistema operativo Android con regularidad para proporcionar mejoras en materia de seguridad. Si dejas pasar mucho tiempo entre actualización y actualización, puedes dejar tu teléfono expuesto a vulnerabilidades aprovechables por el software malintencionado que ronda las páginas de descargas de archivos apk. Un teléfono con Android actualizado es siempre más seguro y será mucho más difícil que sufra daños a manos de un malware anticuado. Si además mantienes actualizado tu antivirus y tus navegadores, tu seguridad será prácticamente impenetrable y podrás utilizar tus apps con muchísima más tranquilidad.